Llamado a la prudencia a propósito de la adopción del voto automatizado en la Rep. Dominicana

Share

LLAMADO A LA PRUDENCIA A PROPOSITO VOTO AUTOMATIZADO EN LA REP. DOMINICANA

Santo Domingo. 1 de marzo de 2019.   A propósito de la controversia generada por el reciente anuncio por parte de la Junta Central Electoral (JCE) sobre adopción de un modelo de voto automatizado a ser utilizado en las elecciones internas de los partidos políticos de la Rep. Dominicana (R.D.) en el próximo mes de octubre el Capítulo de la Sociedad de Internet en la República Dominicana (ISOC-DO) hace un llamado a la prudencia de dicha institución, proponiendo se desarrollen acciones que promuevan la confianza de la sociedad en el uso de las tecnologías de la información y comunicaciones para estos fines, apoyado sobre los siguientes pilares:

  • Demostrar la robustez en la tecnología y seguridad informática de la entidad que lidera el proceso para promover una cultura de confianza. Siendo la JCE esta entidad, debe demostrar ante la sociedad que cuenta con las capacidades, a través de pruebas, auditorías, certificaciones y debates públicos que lo demuestren.  Pero ante todo con suficiente antelación, a los fines de prever cualquier incidente que afecte dicha confianza.
  • Establecer una red de confianza entre entidades participantes. Dado que los partidos políticos y sus candidatos a puestos electivos son partes interesadas en que el proceso esté diseñado sobre bases sólidas y transparentes, deben ser integrados al proceso de verificación, pruebas y herramientas para su uso correcto.
  • Usuario bien informado sobre tecnologías a utilizar.  La ciudadanía, responsable de ejercer el derecho al voto en los diferentes partidos políticos en el que estén afiliados, deben recibir los conocimientos e informaciones de forma oportuna a los fines de garantizar un proceso inclusivo, transparente y verificable.
  • Un ecosistema que integre a múltiples partes interesadas que apoyen el proceso jurídico de confianza. Deben integrar a representantes de la academia, la sociedad civil, la prensa y otras comunidades afines e interesadas de forma inclusiva; que participen en las pruebas, las certifiquen y den testimonio de que están alineadas a los principios, leyes y procesos establecidos.

Las tendencias globales en la adopción de tecnologías de la información para innovar el proceso de votación tienen dos enfoques principales, que requieren madurez institucional:

  • Voto automatizado o electrónico.  Que promueve el uso de máquinas con sistemas de autenticación biométrica, y de bitácoras, que permita el registro, votación, transmisión del voto e impresión de acuse.  Así como su posterior verificación a los fines auditar por el votante o empresas auditoras la debida inclusión del voto.  De uso extendido de forma global.
  • Voto en línea o a través de internet. Que permite a discapacitados, personas en el exterior u otros ciudadanos puedan ejercer el derecho al voto de forma remota.  Este tipo de votos se ejercitan en países como Canadá, Estonia, Francia, Suiza desde hace algún tiempo.

A este respecto es importante que estos sistemas y procesos automatizados, evalúen y mitiguen riesgos informáticos, considerando cuatro elementos fundamentales:

  • Confidencialidad.A los fines de proteger el acceso a los sistemas o datos o su difusión; así como su protección y confidencialidad.
  • Integridad. Para prevenir la modificación o eliminación de los datos en la captura, transmisión o almacenamiento de estos.
  • Disponibilidad. Para garantizar que el acceso y uso de la información de forma oportuno y confiable.
  • No repudio. Para asegurar de que un ente no puede negar en forma posterior a su ejecución, haber originado datos; provisión de pruebas de la integridad y origen de los datos que puede ser verificado por terceros.

Por lo tanto ISOC-DO hace un llamado a la prudencia de la JCE, en la adopción de políticas prudentes asegurar que estos procesos automatizados de voto electrónico estimulen la confianza en la sociedad, a través de las siguientes acciones que enunciamos a continuación:

  • Hacer pruebas profundas anticipadas, que permitan varios niveles de verificación e integridad del proceso desde la perspectiva de:
    • Los ciudadanos votantes.
    • Del personal que administra la mesa electoral
    • Por los candidatos a puestos electivos
    • Por los partidos
  • Que sea creada una comisión de múltiples partes interesadas integrada por partidos, academia, la prensa, sociedad civil y entidades afines o complementarias; que estimule la creación de confianza en la sociedad.
  • Desarrollar programas de entrenamiento o capacitación oportunos, e impulsar su difusión a través de los diferentes medios de comunicaciones físicas y digitales dirigido a la ciudadanía, a los fines de asegurar el uso correcto de la tecnología para la votación.
  • Crear contingencias que aseguren la continuidad del proceso, en caso de incidentes técnicos.
  • Contar con una firma de auditoría que valide el cumplimiento de las políticas, procedimientos y bitácoras creadas dando fe del apego a los mismos; en la planificación, previo y después a la votación.
Share